¿El efecto Netflix?

Una de las mejores series, para muchos la mejor de la historia, Breaking Bad, tiene ya más de una década de su lanzamiento. Ha sido tan popular que ha tenido un spin-off, llamado “Better Call Saul” y se planea hacer otro llamado “Breaking and The Bad”.
Asimismo hemos tenido el estreno de la película “El Camino” que relata la historia de Jesse Pinkman, y funciona como cierre para el personaje.

La serie se estrenó en Netflix, y según su creador, Vince Gilligan, fue el stream el que catapultó la popularidad masiva del programa protagonizado por Walter White.z
Vince manifestó “No creo que estuviese sentado aquí para que me entrevistes si no fuera por Netflix. En su tercera temporada, Breaking Bad recibió este increíble impulso de energía de óxido nitroso y conciencia pública en general gracias a Netflix”.

La serie se publicó en 2008 en le canal de AMC. Su popularidad ya era grande, pero fue en 2013 cuando creció exponencialmente con su inclusión en el catálogo de Netflix. Así pues, mientras el público disfrutaba de las primeras temporadas, AMC publicaba sus últimos episodios, para cuando llegaron estos a Netflix habían millones esperando el final la serie. Esto la dejó en un pedestal especial en el mundo del entretenimiento, y se ha mantenido ahí desde su final.

¿Por qué sucedió esto?, Por el efecto Netflix. Tras recibir un bombardeo de críticas positivas en sus primeros días en la plataforma, rápidamente escaló en tendencias y tuvo un crecimiento desmedido de popularidad. ¿Las pruebas?, Cuando se transmitió el final de la 4ta temporada había un aproximado de 2 millones de personas viendo la seria. Cuando se transmitió el final (después de su estreno en Netflix), hubo 10 millones de personas.

(Visited 490 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *